fbpx

 

Playa Langosta


 

Nada como un fin de semana para relajarse.

Creo que en los atardeceres está la vida, porque ahí nos damos cuenta de lo rápido que pasa el tiempo. Hace falta nada más ver el Sol como se esconde en el horizonte y entender que el tiempo es una percepción que nos condena a movernos de cierta manera. “Cuando disfrutamos, pasa más rápido.” Sabemos que eso es cierto. Por eso este tipo de fotos siempre me intrigan porque me hacen sentir el paso del tiempo y lo estático que quiero que se vea lo más impresionante detrás.

El mar nunca se queda quieto. El aire tampoco. El mundo menos. Nosotros somos los que decidimos qué tan rápido y despacio dejamos que nos pase la vida.

Leave a Reply

This site uses Akismet to reduce spam. Learn how your comment data is processed.

%d bloggers like this: